15.05.2017
#Wildlife

Fish

Tips y consejos sobre fotografía de Fauna Silvestre.
Te cuento cómo capturé esta fotografía y las consideraciones que tuve para poder llegar a ella.

Fish

Como toda fotografía de Fauna Silvestre requiere en primer medida de paciencia y mucha observación. Esta fotografía no es el fruto de la suerte ni de la casualidad. Es, sin duda alguna, fruto de la observación, la paciencia y la perseverancia. A continuación voy a detallar el modo en que fue capturada.


Antes de entrar en las cuestiones técnicas de configuración de la cámara, quisiera contar mi forma de proceder para llegar a capturar esta fotografía.

En primera instancia, como mencionaba anteriormente, la observación. Como amante de la Pesca con Mosca, conozco ese lago, conozco ese sector en particular, conozco esos juncos y sé que allí suele haber Truchas saltando. Ese fue un día en el que saltaban constantemente. Se podía ver a las libélulas sobrevolando el agua. Cuando llegaban a ese sector, en repetidas ocaciones, una trucha saltaba intentando comerlas.

Fue entonces que decidí ir por esa foto que ya tenía en mente. Me metí al agua, lentamente, lo más profundo posible sin invadir la zona de la trucha y sin que ella note mi presencia. Llevaba mi cámara con un lente largo. Acercarme por demás cerraría demasiado mi ángulo de visión y haría menos probable que en su salto repentino la trucha entre en el encuadre.

Lleve el trípode, a falta de mono-pie y le extendí una sola pata, de modo de poder moverme pero a la vez ganar estabilidad y estar cerca del agua sin riesgo de mojar la cámara.


Tras repetidos intentos, en los cuales fui configurando los parámetros de mi cámara, me di cuenta que estaba enfrentando dificultades con el foco. Estando al ras del agua, me resultaba difícil hacer foco en el punto deseado. Fue por eso que decidí pasar el foco a Manual. Resulto muy cómodo y beneficioso.

Enseguida me encontré siguiendo a las libélulas mientras sobrevolaban la zona y ajustando el foco de manualmente en la medida que estas se movían. Cuando la libélula pasaba sobre la zona en la que yo consideraba probable un salto de trucha, empezaba a disparar fotos, en modo ráfaga, anticipándome a ese probable primer salto. En reiteradas ocasiones no saltó, en otras lo hizo, pero el foco no se encontraba precisamente donde debía, hasta que en una ráfaga, tras largo tiempo de perseverancia, lo logré.

Si observan con detalle la primer foto de la secuencia, podrán notar a la libélula sobrevolando la zona. En la segunda foto, ya se ve a la trucha tras haber saltado y a la libélula a la izquierda, que logró esquivarla. La secuencia sigue con el resto del desarrollo del salto de la trucha.

Cabe destacar que tanto en esta fotografía, como en otras realizadas de Fauna Silvestre, como podría ser la fotografía de aves, es de suma importancia la observación, entender cómo se comporta el animal de modo tal de poder prever su comportamiento y adelantársele, para esperarlo con cámara en mano listo para sacar la foto.

Como amante del Bird Watching y fotógrafo, he realizado fotos de aves en reiteradas ocaciones. Sin duda seguirlas por el bosque no es una buena opción. En la medida que uno se mueve, las asusta y su comportamiento es errático. Es mejor quedarse quieto, observar, aprender como se comportan y ahí sí, si es necesario reubicarse, esperar a que se acostumbren a uno, y una vez que eso pasa, disfrutar de un muy lindo momento en que esta ave se mueve libremente de forma predecible y sin temor ante nuestra presencia. Es así como logré mis mejores fotografía de Fauna Silvestre.


Empezaré, ahora sí, con las cuestiones técnicas fotográficas que incumben a esta fotografía en particular.


Nada muy complejo, como podrán imaginar, en primer medida necesitamos ajustar la velocidad de obturación a una velocidad tal que el objeto a fotografiar, en este caso una Trucha Arcoiris, quede nítida y sin movimiento. Por supuesto no hay una velocidad predefinida o una regla a seguir, como la regla de la distancia focal sobre diez, sino que depende exclusivamente de la velocidad de movimiento de la trucha. Con una serie de fotos de pruebas vamos a poder definir rápidamente cuál es la velocidad óptima. Llamo velocidad óptima a la mínima velocidad que congela la imagen, de modo tal de poder captar la mayor luz posible, sin perjudicar la nitidez de la misma.

Como segunda medida, cerré el diafragma con el fin de aumentar la profundidad de campo y facilitar de este modo el foco del objeto. Gracias a que el fondo se encontraba a gran distancia del objeto, se mantuvo fuera de foco. De este modo, la trucha resalta por sobre el fondo. Este tipo de situaciones son intencionadas y dependen de mi posición como fotógrafo, en la medida que yo me muevo obtengo como resultado diferentes fondos, es muy importante realizar una correcta elección del mismo.

En tercera instancia, debemos ahora ajustar la Sensibilidad ISO. Dado que aumentamos la velocidad de obturación y cerramos el diafragma, va a ser necesario elevar en forma considerada dicha sensibilidad. En este punto es de suma importancia conocer tu equipo y los límites del mismo. Si elevamos demasiado la sensibilidad ISO, el exceso de ruido en la foto puede llegar a arruinarla en un punto tal que no se pueda "salvar" editándola.

Estos tres ítems, todos influyentes en la exposición de la foto, se configuran en forma simultánea. En lo personal, creo que la velocidad de obturación no deja mucho margen, es necesario que la foto no quede movida. La apertura, por otro lado, permite valores muy variados. Definiremos un valor de diafragma a partir de los niveles de sensibilidad ISO que necesitemos. Si el ISO es muy elevado y sabemos que nuestra cámara no trabaja bien en esos valores, entonces, nos veremos forzados a abrir un poco el diafragma. Esto tendrá como resultado un fondo más desenfocado y requerirá una mayor destreza a la hora de acertar en el punto de foco, ya que disminuye la profundidad de campo.

Esta foto en particular fue capturada con la siguiente configuración:

Cámara Canon EOS 5D Mark III
Lente EF 70-200mm f/2.8L USM
@ f/5.0 - 175mm - 1/3200seg - ISO 1600

© Simón Laprida